Rol

Os contamos todo sobre la Temporada 4: Botín Renacido de Diablo 4

Prácticamente ha transcurrido un año desde que se puso a la venta Diablo IV y desde entonces Blizzard Entertainment ha estado trabajando sin parar en cambios y mejoras que han afectado a su contenido, a sus funciones, a las clases de los personajes existentes y mucho más. La siguiente temporada ha requerido algo más de tiempo, lo que ha conllevado que su lanzamiento se haya retrasado unas semanas.

Todo apunta a que la espera merecerá la pena, porque la compañía ha prometido que la Temporada 4 será la mayor actualización que recibirá el juego hasta la fecha. Con el nombre de Botín Renacido, se implementará una larga lista de novedades muy interesantes por las que merecerá la pena seguir jugando al RPG de acción o volver a Santuario si llevabais un tiempo sin vivir aventuras en este mundo tan infernal.

Los Lobos de Hierro necesitan ayuda

Tal vez la trama de esta nueva temporada no sea el pilar más importante, lo que no quiere decir que no se puedan llevar a cabo nuevas misiones. En esta ocasión, los jugadores se encontrarán con unos viejos aliados, como son los Lobos de Hierro, quienes ya tuvieron su parte de protagonismo en Diablo II como los mercenarios que se podían contratar durante el tercer acto de esta segunda entrega de la saga.

Esta vez los Lobos de Hierro han declarado la guerra al infierno y quieren que les lleves la cabeza de la Dama Sangrienta. Esto supone que tocará luchar codo con codo con ellos y progresar en una serie de actividades llamadas La Llamada de los Lobos para acumular puntos de honor con esta facción, lo que servirá para desbloquear una serie de recompensas especiales de esta temporada.

Lo que sí nos ha podido adelantar Blizzard es que el nuevo jefe final contra el que habrá que enfrentarse será completamente diferente a cualquier cosa vista hasta el momento, con sus propias mecánicas. Así pues, la expectación está más que servida.

Una renovación inmensa en los objetos

Donde se ha hecho un mayor hincapié en esta actualización es en la forma en la que se interactuará con los objetos para renovar por completo el sistema actual. Blizzard contó que ha estado prestando atención a todas las sugerencias depositadas por la comunidad, de ahí que haya querido llevar a cabo una serie de cambios muy importantes para corregir algunos problemas que se habían detectado. Hasta ha admitido que los usuarios son determinantes para tener claro qué se debe mejorar y priorizar.

Partiendo de esta base, la finalidad es la de simplificar más todavía las estadísticas de los objetos para que los jugadores sepan mejor cuáles son los mejores para ellos. Esto supondrá una buena forma para que los recién llegados se animen a jugar a este Diablo, porque al hacerlo todo más sencillo no se les hará muy cuesta arriba el equiparse o el entender mejor qué piezas de equipo están utilizando para optimizar a su personaje.

Teniendo en cuenta todo esto, se ha reducido la cantidad de afijos básicos. Estos ahora serán más simples, de manera que ahora aparecen tres en objetos legendarios y dos en los objetos raros, a lo que se suma el hecho de que serán más relevantes, sus valores se han ajustado para que sean más impactantes todavía y también se han incluído nuevos tipos. Con este fin, se pretende que cada uno pueda personalizar su equipación para dar con una configuración perfecta que se adapte a su forma de jugar.

Otra de las novedades relacionadas con los afijos es que habrá unos nuevos llamados Afijos Superiores. Estos aparecerán únicamente como botín ancestral en el nivel del mundo IV y otorgarán valores más potenciados en comparación con sus respectivas versiones normales. Una vez se hayan colocado los afijos que uno quiera en un mismo objeto se podrán mejorar para que alcancen valores superiores, así que será otra forma de maximizar el potencial de cada artículo.

Por otro lado, las gemas también sufrirán cambios para hacerlas más simples y útiles. A todas ellas se les otorgará estadísticas más básicas y bonificaciones más sencillas de entender. Asimismo, ahora será más fácil encontrarse con objetos únicos, dado que algunos aparecerán en los niveles del mundo I y II y todos en el nivel del mundo III.

Nuevas funciones para personalizar las piezas de equipo

Si todo lo anterior no era suficiente, una de las mayores novedades de esta temporada será el Templado. Se trata de un nuevo sistema que permitirá a los jugadores personalizar más todavía las piezas de equipo que se vayan encontrando durante sus aventuras. Para ello, es necesario visitar al Herrero tras haber obtenido previamente unos nuevos manuales que se podrán conseguir y que servirán para agregar afijos a los objetos en cuestión.

Es más, una vez obtenido el manual, su uso pasa a ser ilimitado, por lo que no hay que preocuparse de darle un buen uso las veces que haga falta. Exactamente, lo que hará será vincular un afijo aleatorio de la receta al objeto seleccionado, por lo que tocará dar con todos ellos por Santuario para ampliar la variedad de la que se dispone.

A su vez, el Códice de Poder se renovará para que su interfaz sea más intuitiva nuevamente gracias a los comentarios y sugerencias de la comunidad. Esto supone que ahora todos los aspectos legendarios se podrán encontrar aquí para que así los jugadores puedan imprimir la mejor versión de cada legendario en su equipación. Junto a esto, se añadirá un buscador que permitirá localizar manualmente o por palabras clave los aspectos legendarios favoritos de cada uno y tampoco hará falta llevar en el inventario cristales de rasgos.

Cambios muy interesantes en las clases

Puede que actualmente no haya demasiadas clases para escoger en Diablo IV, pero cada una de ellas dispone de múltiples árboles de habilidades y configuraciones, así que Blizzard tiene mucho trabajo por delante para revisar cada una y tratar de mantener un equilibrio entre todas ellas, para que no haya alguna que sea claramente superior al resto o se quede muy por debajo y no merezca la pena utilizarla.

La compañía confesó que quiere que todas las clases se sientan más especiales que nunca, de ahí que no pare de debatir qué aspectos se deberían de optimizar más que otros, pero sobre todo para que no haga falta realizar cambios en medio de la temporada, ya que prefiere que todos ellos estén listos desde el primer día que se publiquen los nuevos contenidos.

Aun así, una de las mayores peticiones que ha recibido ha sido la de mejorar algo más al Nigromante, así que nos ha garantizado que esta vez será más poderoso que nunca. Eso se podrá apreciar en que sus esbirros mostrarán un mejor comportamiento y serán más fuertes. De hecho, hasta nos ha confesado que recomiendan a todo el mundo que prueben el Nigromante para que cada uno compruebe personalmente lo asombroso y lo divertido de jugar que se volverá, aunque el equipo también señaló a la Hechicera de fuego como otra clase que cualquiera haría bien en darle una oportunidad.

Un endgame más interesante gracias al Foso y a las Mareas Infernales

Otro de los puntos más importantes para Blizzard era el de hacer más interesante todavía el endgame, para que así nadie se pueda aburrir a medida que vayan pasando las semanas. Esto conllevará que ahora se podrá visitar una zona llamada El Foso, pensada para que acuda cualquiera que haya maximizado a fondo su configuración y quiera poner a prueba las capacidades de su personaje con el que sin duda es uno de los mayores desafíos del juego.

Este lugar se trata de una red de mazmorras que se encuentra en el norte de Santuario, donde se podrá encontrar una amplia variedad de minerales que serán ideales para fabricar armaduras excepcionales. Eso sí, no es tan fácil como llegar y avanzar, porque lo que caracteriza a esta zona es el hecho de que se juega contra el tiempo, dado que hay que eliminar a la suficiente cantidad de monstruos en el plazo de diez minutos.

Sin embargo, el morir se penalizará gravemente, dado que la primera vez que se muera se restarán 30 segundos al tiempo global. Una segunda muerte quitará 60 segundos y a partir de ahí cada vez que el personaje sea eliminado se restarán 90 segundos. Por eso mismo, hay que ir siempre lo suficientemente rápido para que aparezca un portal que conducirá a una pelea contra un despiadado jefe que brindará materiales especiales y desbloqueará el siguiente nivel de dificultad, para que cada visita se vuelva más complicada.

Esto supone que hay por delante cientos de niveles de dificultad para que así cada vez que se acceda al Foso haya que afrontar un nuevo reto. Al menos, se pueden formar grupos de hasta cuatro personas para unir fuerzas, aunque hay que decir que el que abra las puertas de este lugar será el que se llevará a cambio la mayor cantidad de minerales.

Cambiando de tercio, algo que tampoco se ha querido quedar atrás son las Mareas Infernales. A medida que se avance por estos lugares que se encuentran por todo Santuario se irá generando un nivel de amenaza, cuya cantidad se determinará por la dificultad de los enemigos y por la frecuencia en la que se obtengan favilas aberrantes. Esto supone que el peligro será mayor cuanto más se incremente el nivel de amenaza, porque la cantidad de enemigos aumentará, hasta el punto de aparecer algunos élites.

Para que os hagáis una mayor idea, los jugadores se verán las caras con más cultores tratando de invocar demonios. Los que logren sobrevivir durante el tiempo suficiente deberán verse las caras contra los infernatos, unos antiguos héroes de Santuario que, desgraciadamente, se han aliado con las huestes infernales.

La parte positiva es que acabar con ellos servirá para conseguir materiales necesarios para participar en los rituales maleficiados. Esta es otra de las novedades de esta temporada que servirá para que los jugadores puedan atraer demonios y monstruos para enfrentarse contra ellos en una encarnizada batalla que pondrá en riesgo sus vidas, pero merecerá la pena intentarlo porque aquellos que sobrevivan al asalto lucharán contra la Dama Sangrienta, una nueva minijefa que se considera como el desafío definitivo de esta temporada.

En definitiva, el deseo de Blizzard es que Diablo IV se sienta muy diferente en muchos aspectos gracias a todas las novedades en los objetos, las clases, en el endgame y mucho más. Ahora solo queda esperar a que llegue mañana 14 de mayo y vivir una aventura sin igual con la Temporada 4: Botín Renacido.

X