Aventura

TechPowerUp analiza el rendimiento de Horizon Forbidden West en PC

Sony ha estrenado otro de sus conocidos títulos de consola para PC, estamos hablando de Horizon Forbidden West y ahora la web de TechPowerUp ha publicado un análisis exhaustivo de rendimiento. El juego original fue desarrollado por Guerrilla Games y la adaptación a PC viene de la mano de Nixxes Software. Este juego utiliza un motor gráfico propio de la compañía llamado Decima Engine (Death Stranding) y si bien no cuenta con trazado de rayos sí hace uso otras bondades como DirectStorage y de todas las técnicas de reescalado existentes, eso sí la generación de fotogramas está limitada a DLSS3. El juego recurre a la API más extensa y moderna de Microsoft: DirectX 12.

Es un artículo habitual de TechPowerUp por lo que encontramos una página entera dedicada a ofrecer una galería de imágenes desordenadas para ver un poco todo tipo de ambientaciones intentando evitar mostrar algún spoiler.

Se pasean por las opciones gráficas y ahí vemos que se pueden elegir antes de arrancar el juego o directamente en el menú de opciones de dentro del mismo. El juego no está capado a nivel de FPS y mencionan que tenemos varias opciones de antialiasing como son SMAA, TAA y DLAA, aparte de recurrir a las técnicas de reescalado que ya hemos mencionado o activar la resolución dinámica y el juego permite desactivar el V-Sync. Se puede desactivar el Motion Blur y se puede ajustar el Field of View en un más/menos 25% aunque desde TPU consideran que por defecto ya está bien.

Tal y como hemos visto durante la semana todos los fabricantes de tarjetas gráficas han liberado controladores optimizados para este juego y son los que han probado junto a la versión comercial del juego en Steam.

Cuando tienen suficiente tiempo, como ha sido este caso, nos ofrecen una página en la que muestran hasta tres imágenes interactivas entre las que podemos ver tanto el rendimiento como la calidad visual en los distintos preajustes, unos preajustes que sí resultan bastante útiles puesto que la variación de rendimiento es más que notable y por lo tanto ganaremos suavidad de forma apreciable si rebajamos las aspiraciones y no jugamos con todas las opciones al máximo. Pasar del preajuste máximo al mínimo implica una ganancia aproximada del 60% por lo que es interesante buscar el punto medio que nos convenza según nuestra tarjeta gráfica. Aparentemente con dejar los preajustes a medio tenemos una calidad visual ya muy aceptable.

Al realizar las pruebas de rendimiento primero buscan el consumo de VRAM el cual está entre 5 y 6 GB con los ajustes al mínimo y entre 7,5 y 8,8 GB con los preajustes al máximo así que aparentemente no estamos ante un título problemático con el consumo de memoria gráfica y en casi cualquier situación una gráfica de 8 GB será suficiente.

Las pruebas a 1080p nos muestran que la deseable suavidad (superior a los 60 FPS) se consigue con una Radeon RX 5700 XT o una RTX 4060, así que es una resolución asequible para la mayoría de tarjetas gráficas modernas siendo la Intel Arc A770 la única que quedaría fuera con cifras cercanas a los 50 FPS.

A 1440p la exigencia sube pero con una GeForce RTX 4060 Ti o una Radeon RX 6700 XT tenemos suficiente tal y como se muestra en la siguiente tabla:

A 4K la exigencia sube de forma excesiva y ahí muchas gráficas mueren en el intento, siendo necesaria una RTX 3090 Ti o RTX 4070 Ti suficiente para los 60 FPS por parte de NVIDIA y una Radeon RX 7900 XT por parte de AMD, la RX 6900 XT con 56,3 FPS queda cerca pero aparentemente no es suficiente.

En las conclusiones TechPowerUp dice que el juego muy bien considerando el gran tamaño de la aventura que tenemos delante presentada como mundo abierto, las texturas son un punto fuerte del mismo y en cambio los NPCs es el apartado más descuidado. La vegetación convence pero los asentamientos parecen algo anticuados respecto al juego original de PS5 esta adaptación de PC es simplemente algo mejor gracias a añadir más nivel de detalle o LOD pero no lo suficiente como para dejar mal la consola de Sony.

A nivel técnico comentan que hay una compilación de shaders que se puede alargar más de lo deseable con VGAs de Intel y AMD y aún nos arroja al escritorio de vez en cuando, pero cuando funciona nos permite disfrutar de un juego sin tiempos de carga y muy fluido que permite mantener la inmersión del mundo creado por Guerrilla Games.

En la comparativa gráfica destacan que las Arc de Intel se ahogan con este título, otro detalle está en que aparentemente funciona mejor con la RDNA2 que con la arquitectura más nueva de AMD puesto que la RX 6800 XT bate a la RX 7800 XT. Por parte de NVIDIA no hay sorpresas.

Con todo si bien mover el juego al máximo puede ser algo difícil para muchos usuarios, la existencia de distintos niveles de detalle que realmente aportan grandes beneficios a nivel de rendimiento y la presencia de todas las técnicas de reescalado permitirán a una gran cantidad de usuarios de disfrutar del título a 60 FPS sin perder demasiado en calidad. En este aspecto comentan que el juego implementará la generación de fotogramas de FSR 3 próximamente y por lo tanto los usuarios de cualquier gráfica que no sea una RTX 40 que ya puede disfrutar de DLSS 3 se podrá beneficiar de ello.

Para terminar comentan que el juego está libre de sistemas de DRM y que por lo tanto se puede jugar incluso de forma offline, algo que sin duda algunos agradecerán.

X