JuegosSoftware

Google anuncia el fin de Stadia, su servicio de streaming de juegos en la nube

Después de años de rumores, Google ha anunciado oficialmente el cierre de Stadia, su servicio de streaming de videojuegos que permitía jugar en cualquier dispositivo sin necesidad de instalar nada.

Puede que Stadia naciese muerto, pero eso no impidió que Google presumiese de tecnología y de promesas, llegando a invertir en un estudio propio para desarrollar videojuegos exclusivos. Promesas que fueron poco a poco retrasándose, aunque en honor a Google, hay que decir que en ningún momento el servicio fue abandonado, y Stadia recibió actualizaciones y nuevos juegos mensualmente.

Google por fin cierra Stadia

Ahora sabemos, por fin, cuándo terminará todo. El próximo 18 de enero de 2023 será el último día de Google Stadia, el último día en el que los usuarios podrán jugar a sus títulos preferidos a través de la nube. Y aunque será un día triste para algunos, al menos hay buenas noticias.

La principal es que Google devolverá el dinero de todas las compras realizadas en Stadia, y eso incluye tanto el hardware (como el mando especial) como los videojuegos que hayamos obtenido en el servicio. Es una decisión lamentablemente rara en el sector, ya que cuando un servicio cierra, suele ser porque no ha recibido suficientes ingresos para mantenerse a flote; pero Google prefiere cerrar este proyecto de manera amigable, tal vez porque no será la última vez que lo veamos.

De hecho, el anuncio del cierre, realizado por el máximo responsable, Phil Harrison (que anteriormente lideró PlayStation en Sony) es sorprendentemente optimista. Google cree que existen más oportunidades para usar la tecnología de Stadia en otros productos, y Harrison adelanta que la veremos implementada en otras partes de Google, como YouTube, Google Play, y los proyectos de realidad aumentada. Por lo tanto, parece que Google se ha tomado a bien el fracaso de Stadia, ya que podrá usar todos los avances obtenidos en mejorar otros aspectos de su ecosistema.

Puede que este sea el anuncio menos sorprendente de lo que llevamos del 2022, pero al menos, podemos decir que Stadia “lo intentó”. Eso sí, también podemos criticar algunas decisiones extrañas, como requerir el pago de una suscripción además del coste propio de los juegos, a diferencia de alternativas como Xbox Cloud Gaming que ofrecen una selección de títulos a cambio de un pago mensual único.