Software

Windows 10 y 11 informará a los usuarios de la compatibilidad de DirectStorage

DirectStorage es una tecnología muy importante que mejorará profundamente los videojuegos, gracias a la transición de las tareas de descompresión de archivos y datos de juegos instalados en la unidad de almacenamiento de la CPU a la GPU. El procesador ya no se ocupará de esa pesada tarea, lo hará la tarjeta gráfica de una manera mucho más eficiente, y gracias a ello será posible reducir el consumo de recursos a nivel de CPU entre un 20% y un 40%.

Forspoken será el primer juego en utilizar esta tecnología, que promete no solo reducir los tiempos de carga en juegos, sino dar más posibilidades a los desarrolladores para la creación de juegos de mundo abierto más complejos y ricos en detalles. El lanzamiento de este juego se producirá en el mes de octubre, si no se produce ningún retraso de última hora.

Para poder utilizar DirectStorage será necesario contar con un equipo compatible. Microsoft dijo que esta tecnología iba a funcionar con Windows 11 y Windows 10, y para facilitar las cosas a los usuarios de Windows 11 ha lanzado una actualización en la Microsoft Game Bar que muestra si nuestro sistema es compatible o no con DirectStorage. Si tenemos un equipo compatible lo indica con el mensaje «optimized«. En la captura adjunta las unidades C: y F: serían compatibles, y también la GPU y el sistema operativo.

Los requisitos de hardware para DirectStorage son muy claros, tendremos que contar con una unidad SSD NVMe, un sistema operativo compatible y con una tarjeta gráfica compatible con DirectX 12 y Shader Model 6.0. Gracias a DirectStorage el juego Forspoken ofrecerá tiempos de carga inferiores a un segundo. También debería ofrecer un rendimiento mejorado. Las expectativas están muy altas, pero veremos si es capaz de cumplirlas.