Hardware

TeamGroup mejora sus memorias DDR5 de hasta 6.600MHz con buenas latencias

La memoria DDR5 de momento no ha demostrado muchas mejoras respecto a la DDR4 y es que siempre que hay un salto de generación en la memoria se tarda bastante tiempo en empezar a sacarle partido y normalmente se empieza con un sobreprecio muy difícil de justificar para el usuario medio. La falta de doble controladora DDR para las soluciones de AMD impedirá que podamos ver uno de los escenarios donde se prometía victoria en la guerra DDR4 vs DDR5: en el rendimiento de sus gráficas integradas o APUs. Las iGPUs de Alder Lake ofrecen tan poca potencia gráfica en el núcleo que aunque se ha intentado la comparativa apenas hay dónde rascar algo de rendimiento extra.

Un gran problema que ha significado el salto de la DDR4 a la DDR5 es que ha venido acompañada de unas latencias exageradamente altas, algo que lentamente se va rebajando a la vez que sus velocidades ya destacan bastante respecto a las frecuencias que vemos en la DDR4. Con la llegada de la DDR5 vimos unos primeros módulos DDR5-4800 CL40 respecto a los habituales módulos DDR4-3200 CL16 e incluso DDR4-3600 CL18 a precios ya muy populares.

Una vez pasada la novedad y aún con problemas de suministros vamos viendo que las cifras de las 5.200-5.600 MT/s para la DDR5 pasarán sin pena ni gloria y los fabricantes ya están apostando por ofrecer productos que marquen aún más la diferencia con la actual DDR4. Una vez superadas las 6.000 MT/s parece que se ha abierto una nueva guerra y es la de la bajada de latencias.

TEAMGROUP ha anunciado que su gama de memoria gaming T-FORCE DELTA RGB DDR5 tendrá dos nuevos miembros de baja latencia y es que ha anunciado módulos DDR5-6000 CL30 y DDR5-6600 CL34. Estamos hablando de dos kits de 32 GB y es que parece que será difícil encontrar kits de 16 GB con DDR5 rápida algo que hace aún más caro el salto a la nueva memoria para los que no necesiten mucha RAM.

Para estos nuevos kits no mencionan precios aproximados pero sí fechas y es que parece que las encontraremos al mercado a partir de julio.

¿Son módulos de baja latencia? visto lo que hay en el mercado por supuesto que lo son, pero aún es pronto para saber cuál será la nueva DDR5 «normal» como lo es ahora la DDR4-3200 CL16 y que en su día lo fue la DDR3-1600 CL10: unas memorias que pueden ser mejor pero que ahora no vale la pena comprar más lentas y es que la DDR4 a velocidad inferior a 3200 MT/s no ofrece mejor precio (apenas 2€ menos una DDR4-2400 que una DDR4-3200 con las mimas latencias). Así que no sabemos si lo que están anunciando los fabricantes últimamente es una latencia simplemente buena o ya excelente pero sin duda empezamos a ver cifras más atractivas que las que veíamos en 2021.

El tiempo dirá dónde se estabiliza la velocidad y latencia de los kits de memoria DDR5 pero muy probablemente estos valores dentro de un año sean bastante habituales y, esperamos, que asequibles.