Hardware

DJI lanza el nuevo DJI Mini 3 Pro con sensores de obstáculos omnidireccionales

DJI, líder en lo que a fabricación de drones se refiere, ha presentado oficialmente el DJI Mini 3 Pro, un producto que revoluciona el mercado al combinar prestaciones propias de drones más avanzados, con un chasis bastante ligero y un precio muy competitivo.

En primer lugar, este dron, al igual que su predecesor, pesa 249 gramos. Esto no es solo importante a la hora de transportar el producto; también es clave desde el punto de vista regulatorio. En muchas regiones, entre ellas Europa, los drones por debajo de 250 gramos son considerados como los más seguros, por lo que se les aplica una regulación más laxa.

Las concreciones de la norma dependen del país en particular en el que se decida iniciar el vuelo. Pero, por lo general, los drones de menos de 250 gramos pueden volar en más sitios, con menos restricciones y, también, requieren menos burocracia previa.

Lo interesante del DJI Mini 3 Pro, no obstante, no termina ahí. Este nuevo dron tiene sensores de obstáculos omnidireccionales, algo de lo que carecían modelos previos. Concretamente, tiene sensores frontales, traseros e inferiores. Y esto, en un producto como el Mini 3 Pro, que probablemente caiga en manos de personas con relativamente poca experiencia, es clave, pues es de gran utilidad para evitar posibles accidentes tanto en vuelo manual como en los modos de vuelo automático.

Estos sensores nutren al sistema APAS 4.0, que evita obstáculos automáticamente durante el vuelo, así como al pack FocusTrack, que permite que la aeronave siga de forma autónoma a un sujeto en movimiento sin la intervención de un operador.

En lo que a fotografía se refiere, el DJI Mini 3 Pro también trae importantes novedades. El sensor es de 1/1,3 pulgadas, el objetivo tiene una apertura f/1,7 y presume de ISO nativo dual, por lo que las imágenes serán mejores en entornos adversos –como entornos más oscuros o contraluces–. El dron también es capaz de captar imágenes de 48 megapíxeles y permite grabar vídeo en 4K a 60 FPS o en HDR, 4K y 30 FPS. Y, por si eso fuera poco, también estrena un nuevo gimbal que permite rotar 90 grados la cámara para grabar o tomar fotografías en vertical.

Por otra parte, el DJI Mini 3 Pro presume de hasta 34 minutos de vuelo, aunque también se ofrece una batería de vuelo aumentada que extiende la cifra hasta 47 minutos. Todo ello, sin sacrificar la transmisión de vídeo en 1080p hasta un máximo de 12 km –aunque esta distancia varía en función de la región–.

Como no podía ser de otra forma, este dron llega con múltiples modos de vuelo autónomo que permite captar vídeos increibles con muy poco esfuerzo. Además, este DJI Mini 3 Pro se puede adquirir junto al nuevo DJI RC, un controlador remoto que, a diferencia del que se incluía con modelos anteriores, tiene una pantalla de 5,5 pulgadas integrada. Es decir: no es necesario conectar el teléfono móvil en ella para operar el dron.

El DJI Mini 3 Pro se venderá en tres versiones diferentes a partir de hoy mismo. Los packs son los siguientes:

  • El más básico cuesta 739 euros e incluye únicamente el dron, además de una batería.
  • El paquete intermedio cuesta 829 euros e incluye, además del dron y una batería, el control remoto convencional –el que sí requiere la conexión de un smartphone–.
  • Y, por último, se venderá un paquete con el nuevo DJI RC con pantalla de 5,5 pulgadas. Este incluye también un dron y la batería y cuesta 999 euros.

Además de estos packs, la marca comercializará los clásicos kits “Vuela Más” que incluyen más baterías, una estación de carga múltiple y una bandolera por entre 189 y 249 euros.