HardwareJuegos

Nace mClassic, la GPU externa que mejora la calidad de las consolas

El mundillo tecnológico ha recibido un nuevo e interesante periférico que lo tiene todo para enamorar a los amantes de lo retro. La mClassic es una GPU externa que puede conectarse directamente en la consola que queramos (en algunos casos puede que necesitemos un adaptador), y que utiliza un cable HDMI para conectarse a la televisión o pantalla que vayamos a utilizar. Su funcionamiento es muy simple.

Una vez conectada, podemos elegir entre tres modos: «escalado activado«, «escalado desactivado» y «retro«. Con el primero, el adaptador volverá a dibujar cada píxel, aplicará una capa de suavizado y lo externalizará a una resolución superior. Gracias a ese proceso la nitidez de la imagen mejorará, pero sin que se llegue a perder el encanto del juego original, es decir, sin que se genere ese efecto de emborronado que hemos visto en consolas retro que recurren a la emulación.

Con el escalado desactivado, la señal se transmite tal cual sale de la consola origina, sin cambios. Activar el modo retro añade efectos de postprocesado, pero mantiene la relación de aspecto original.

La mClassic ha generado opiniones contradictorias. Algunos se han mostrado muy reacios y aseguran que no cambia nada, pero existen numerosos vídeos con demostraciones que prueban todo lo contrario. Para mí, el problema que tiene es el precio, y es que cuesta 84,99 dólares. Decidir si vale la pena gastar ese dinero para mejorar la calidad de imagen de tus juegos retro favoritos es algo muy personal, y cambiará en función de cada persona.

Yo prefiero disfrutar de los juegos retro en su formato, y calidad originales. No me gustan los filtros que aplican algunos sistemas, como la Neo Geo mini, que permite activar un efecto de suavizado que hace que todo tenga un aspecto bastante desagradable. Sobre este periférico, el vídeo de Donkey Kong Country confirma que hace su trabajo, y bastante bien.