Hardware

Alder Lake rinde casi igual con RAM DDR4 que con DDR5

Los procesadores Intel Alder Lake-S ofrecen un rendimiento muy bueno tanto con DDR5 como con memoria DDR4, algo que es muy curioso y que ha generado dudas, ya que a algunos les cuesta entender cómo es posible que estos procesadores rindan en niveles tan parecidos utilizando memorias distintas.

Hay que tener en cuenta que los procesadores Intel Alder Lake-S introducen nuevas arquitecturas tanto en sus núcleos de alto rendimiento, basados en Golden Cove, un tock sobre Willow Cove, como en sus núcleos de alta eficiencia, basados en Gracemont. El mayor aumento de rendimiento viene por la utilización de esas nuevas arquitecturas, y por la adopción del nodo de 10 nm (Intel 7).

El uso de una memoria RAM más rápida puede beneficiar al rendimiento de un procesador determinado, pero al final también importa la latencia, y en el caso de la DDR5, los kits de primera generación tienen frecuencias de entre 4.800 MHz y 5.400 MHz, pero con latencias muy altas (CL35), lo que hace que, al final, su rendimiento no sea tan superior al que podríamos obtener con un kit de DDR4 de alta velocidad con latencias CL16.

Ahora es más fácil entender por qué Intel decidió dar soporte a la memoria DDR4 y DDR5 en sus nuevos procesadores Alder Lake-S. Los módulos de memoria DDR5 van a tener un precio bastante elevado, y no van a marcar una mejora de rendimiento importante frente a la DDR4, al menos en su primera ola. Esto hará que la transición a dicho estándar acabe siendo incluso más lenta de lo esperado. Es cierto que el rendimiento de los gráficos integrados sí puede ser notablemente distinto gracias a la nueva memoria, pero de eso no hay filtraciones.

Cuando los precios empiecen a bajar, y las frecuencias alcancen un nivel lo bastante alto como para compensar el aumento de latencia, puede que dicha transición empiece a acelerarse, pero esto llevará un tiempo.