Hardware

Los Intel Alder Lake-S «K» y «KF» llegarían este año

Intel tiene previsto lanzar sus procesadores Alder Lake-S a finales de este año, concretamente entre el 25 de octubre y el 19 de noviembre, pero parece que este lanzamiento va a ser algo limitado, y que vendrá marcado por cambios importantes.

Según los últimos rumores, Intel solo tiene previsto introducir los modelos «K» y «KF«, es decir, las versiones de Alder Lake-S con multiplicador desbloqueado en el caso de los primeros, y con multiplicador desbloqueado e iGPU inactiva en el caso de los segundos. Los procesadores más económicos, y más interesantes, no llegarían hasta 2022, lo que significa que el usuario estaría limitado a los modelos más potentes, pero también más caros.

Si esto se confirma, inicialmente solo llegarán los Intel Core i9-12900K con 8 núcleos de alto rendimiento y 8 núcleos de alta eficiencia a 5 GHz (modo turbo con todos los núcleos activos) 5,3 GHz (modo turbo con uno o dos núcleos activos), los Intel Core i7-12700K con 8 núcleos de alto rendimiento y 4 núcleos de alta eficiencia a 4,7 GHz-5 GHz, y los Intel Core i5-12600K con 6 núcleos de alto rendimiento y 4 núcleos de alta eficiencia a 4,5 GHz-4,9 GHz. Los modos turbo se refieren a los núcleos de alto rendimiento, los núcleos de alta eficiencia funcionarán a menos frecuencia, como se ve en el cuadro.

Se rumorea que Intel podría adoptar la especificación ATX12VO como estándar para sus procesadores Alder Lake-S, y que está ofreciendo chipsets serie 600 a precios reducidos a todos los fabricantes de placas base que estén dispuestos a adoptar dicho estándar. Si se confirma la transición a ese estándar, quien quiera actualizar su equipo no solo tendrá que comprar una placa base, un procesador y memoria DDR5, sino que también tendrá que comprar una fuente de alimentación nueva.