Hardware

Nace el primer procesador de plástico, PlasticARM

ARM ha anunciado el primer procesador del mundo que utiliza plástico en vez de silicio, un material que tiene sus ventajas, pero que también presenta importantes carencias frente al rey del mundo de los semiconductores. Este nuevo procesador integra un sistema completo, así que podemos considerarlo como un SoC, aunque de poca potencia. Su nombre es PlasticARM.

PlasticARM es un procesador que está totalmente fabricado en plástico, y que ha sido diseñado por ARM y producido por PragmatIC utilizando su proceso FlexLogIC. Un procesador fabricado en plástico tiene sentido porque nos encontramos en la era IoT (Internet de las Cosas), un momento donde se está intentando llevar a cabo una tecnificación de elementos y productos tan variopintos como la ropa, los utensilios de cocina e incluso el papel.

Disponer de un procesador flexible que pueda doblarse, y que pueda integrarse sin problemas en esos productos es cada vez más importante, y ahí es donde el PlasticARM puede desarrollar todo su potencial. Este SoC tiene un procesador ARM Cortex-M0 basado en la arquitectura ARMv6-M de 32 bits, cuenta con una memoria RAM de 128 bytes, tiene una memoria ROM de 456 bytes y es capaz de trabajar a tres velocidades diferentes: 20 kHz al voltaje por defecto, 29 kHz a 3 voltios y 40 kHz a 4,5 voltios.

Es un procesador muy poco potente, la propia ARM lo ha reconocido, y salta a la vista con ver sus especificaciones, pero representa gran avance y ofrece un valor interesante en el mercado al que se dirige. Según ARM, este diseño permitiría fabricar miles de millones de microprocesadores de bajo coste, más económicos que los basados en silicio, que podrían integrarse en objetos cotidianos.