Hardware

Microsoft Direct Storage también estará en Windows 10

Windows 11 está previsto para finales de octubre y promete un renovado interfaz de usuario que no nos dejará indiferentes, aunque a su vez se podrá personalizar bastante. Hasta la fecha sabíamos que ésa sería la principal novedad del nuevo S.O. de Microsoft, además de DirectStorage… hasta que nos encontramos con información que asegura que dicha tecnología funcionará en Windows 10.

La API Microsoft DirectStorage está pensada para mejorar los tiempos de carga e incluso la carga dinámica de las texturas de los juegos desde nuestra unidad de almacenamiento algo que, bien implementado y con juegos diseñados con esta tecnología en mente puede ser un buen salto tecnológico. De momento no conocemos juegos que se estén desarrollando con dicha API en mente pero al estar soportada en las consolas de nueva generación no tardaremos mucho en verlo, falta que Microsoft termine de pulir esta API cosa que ha recibido un buen empuje esta semana.

Ahora sabemos, a través del DirectStorage Developer Preview que ya pueden probar los desarrolladores, que dicha tecnología no será exclusiva de Windows 11 y es que en la documentación del kit de desarrollo se especifica que es necesario disponer de Windows 10 v1909 o superior, por lo que la gran mayoría de usuarios de SSDs y Windows 10 podrán aprovechar DirectStorage.

En varias webs comentan que Windows 11 tiene un sistema de ficheros más avanzado que Windows 10, creado con DirectStorage en mente por lo que se sospecha que dicha API aún se aprovechará mejor con el nuevo Sistema Operativo de Microsoft, pero falta por ver a la práctica cómo se traducirá esto. Tampoco queda claro qué SSD será necesario puesto que inicialmente se dijo que era necesario recurrir a unidades NVMe PCIe 4.0, pero luego vimos que también se podría usar con unidades NVMe PCIe 3.0.

Otro aspecto que se ha remarcado en el pasado es que se trata de una función exclusiva para el hardware compatible con DirectX 12 Ultimate por lo que se deduce que Windows 10 también soportará completamente la misma.

Ahora falta que los desarrolladores se pongan a trabajar con ello, entendemos que primero será con juegos parcheados para usar la nueva API y en un futuro proyectos creados de cero pensados para la misma, así que su implantación y sus resultados serán graduales, entonces tocará leer comparativas y análisis para saber qué tal resulta el uso de DirectStorage y decidir si vale la pena o si hay realmente diferencias importantes entre distintas unidades de NVMe o entre los distintos Windows.

Así pues aún nos falta saber con qué intentará seducirnos Microsoft para realizar el salto a Windows 11.