Hardware

Intel Chipset 600 será compatible con Alder Lake y Raptor Lake

Los actuales chipsets Intel 400 Series y 500 Series soportan dos generaciones de procesadores (limitaciones y restricciones aparte). Parece ser que el próximo chipset Intel 600 Series también soportará dos generaciones de procesadores. Se acerca por tanto a un diseño de chipsets bastante similar al ofrecido por parte de AMD.

Intel podría mantener el chipset 600 Series varias generaciones de procesadores

chipset intel 600 series

Durante mucho tiempo Intel ha obligado a comprar nueva placa base con cada nueva generación de procesadores. Algo que ha empezado a cambiar con los chipsets para los procesadores Comet Lake y Rocket Lake. El problema con los chipsets para estas dos generaciones de procesadores reside en ciertas incompatibilidades, sobre todo con PCIe 4.0.

Intel para la generación de procesadores Alder Lake y Raptor Lake mantendrá el chipset Intel 600 Series. Así lo refleja la página web que gestiona el estándar SATA, que indica que esté nuevo chipset soportara dos generaciones de procesadores. Lo más probable es que Intel lance también al mercado el chipset 700 Series, pero que el chipset 600 soporte los procesadores Alder Lake (para los que ha sido diseñado) y los procesadores Raptor Lake. Mientras que el chipset específico para Raptor Lake también podría soportar procesadores Alder Lake.

Alder Lake implementa importantes cambios con respecto a los procesadores Rocket Lake. El primero es que se abandona definitivamente la litografía de 14nm y se pasa a la litografía de 10nm. Otro de los cambios importantes es el salto al estándar de memoria RAM DDR5 y la interfaz PCIe 5.0. También se deja atrás el diseño de núcleos monolítico y se pasa a una configuración heterogénea de núcleos de eficiencia y núcleos de potencia.

La nueva familia de procesadores de Intel podrá llegar a los 16 núcleos y 24 hilos y se complementará con una iGPU Xe LP. Algunos rumores apuntan a que el chipset Intel 600 Series contara con compatibilidad para DDR4 y PCIe 4.0. Se especula que algunas placas base de gama de entrada soportaran los estándares más «antiguos» para aquellos que no quieran gastar tanto.

Cambios drásticos en la arquitectura de los procesadores

Intel en los procesadores de la familia Alder Lake cambiará de manera notable la manera en que construye los procesadores. Pasará a una especie de diseño modular parecido al que ofrece AMD con sus procesadores Ryzen. Los nuevos procesadores de Intel se basarán en una configuración de núcleos heterogénea embebidos en un DIE. Tendremos núcleos de alta eficiencia y núcleos de rendimiento en un mismo encapsulado, lo cual debería «simplificar» la fabricación de chips.

Los procesadores Alder Lake se basan en un sistema de núcleos heterogéneo compuesto por dos tipos de núcleos. Tenemos por un lado los núcleos Gracemon que se basan en núcleos de alta eficiencia cuando las tareas son poco existen (multimedia, ofimática, navegación y similares). Cuando exista carga (gaming, edición de imagen, etc) se activaran los núcleos Golden Cove, los cuales son núcleos de alto rendimiento. Los núcleos Golden Cove cuentan con HyperThreading, mientras que los núcleos Gracemon carecen de esta tecnología.

Vamos como Intel pasa a un diseño que parece importado de la arquitectura ARM big.LITTLE. La idea de «copiar» este diseño vendría dada para evitar usar un sistema similar al utilizado por AMD, de varios DIE en un encapsulado. Además, Intel cuenta con una tecnología que permite «apilar» varios silicios sin que exista perjuicio de rendimiento.