JuegosSoftware

DirectStorage solo funcionará en Win11 y DX12 Ultimate

Microsoft ha aprovechado el anuncio de Windows 11 para confirmar que una de las funciones más esperadas, DirectStorage, será exclusiva de dicho sistema operativo. Esto supone un varapalo importante para aquellos que esperaban que esta tecnología estuviera disponible para Windows 10, como estaba previsto inicialmente, y ha generado una importante oleada de críticas que se ha saldado con comparativas muy curiosas, puesto que algunos usuarios han acusado a Microsoft de forzar «actualizaciones al estilo de Apple«.

Polémicas a un lado, la realidad es la que es. Si queremos acceder a DirectStorage tendremos que actualizar a Windows 11, y necesitaremos además una tarjeta gráfica compatible con DirectX 12 Ultimate, ya que esta característica no funciona en DirectX 12. Esto deja fuera a una gran cantidad de tarjetas gráficas, incluidas las GTX 10 y las Radeon RX 5000. Solo serían compatibles las GeForce RTX 20, GeForce RTX 30 y Radeon RX 6000.

DirectStorage es una tecnología prometedora y muy esperada que utiliza el «Standard NVM Express Controller» de Microsoft incluido en Windows, y que promete acabar con el impacto que suponen las tareas de compresión y descompresión de datos de un SSD de alto rendimiento. Esas tareas normalmente se realizan en la CPU, y ahora pasarán a realizarse en la GPU.

Esto debería mejorar mucho el rendimiento en juegos, acelerar los tiempos de carga y poner fin a los problemas de cargas de texturas y otros elementos en juegos altamente exigentes. Es un avance importante y necesario, pero los requisitos para acceder a esta tecnología son más elevados de lo que se esperaba inicialmente. Microsoft también ha confirmado que será necesario contar, al menos, con un SSD que tenga una capacidad de 1 TB, lo que quiere decir que las unidades que tengan una capacidad inferior no podrán aprovechar esta función.