Hardware

Kingston prevé suministrar módulos DDR5 en 2021

Está claro que la memoria DDR5 es el futuro y todos pasaremos por ella así que la mayoría de fabricantes están realizando anuncios para demostrar que están totalmente preparados para realizar el salto a la nueva generación de memorias cuando las primeras plataformas en soportarlas lleguen al mercado.

Probablemente la inmensa mayoría de equipos con DDR5 no se comercializarán hasta 2023, siendo el 2022 el año de su debut para los bolsillos más pudientes o a los que les gusta trastear con lo más nuevo, pero está claro que cada fabricante, mientras sigue abasteciendo el mercado de la DDR4 debe tener preparado todo su catálogo de productos DDR5.

Kingston Technology ha realizado su anuncio mediante nota de prensa en la que destacan sus 33 años de presencia en el mercado, su estrecha colaboración con la JEDEC y el haber conseguido en algún momento que el 80% de la memoria mundial fuese fabricada por ellos mismos.

Como datos interesantes que podemos sacar de esa nota de prensa es que Kingston tiene previsto suministrar sus módulos de memoria DDR5 con capacidad de overclock para el tercer trimestre de 2021 lo que a la práctica nos lleva a otoño o incluso hasta más adelante cuando realmente Intel comercialice sus Alder Lake.

Ese overclock que señala Kingston nos ayuda a entender algunos detalles más de ese misterioso chip que hay en medio de los módulos de memoria: se llama Power Management Integrated Circuit (PMIC) y está diseñado para funcionar a 1,1 V, sin embargo Kingston ya tiene previsto que los módulos que monten sus chips puedan aumentar el voltaje de ese componente por encima de ese valor y gracias a ello veremos el overclock en la memoria DDR5 al igual que ha ocurrido con anteriores versiones. Sin ir más lejos la DDR4 estándar debería funcionar a 1,2 V pero la mayoría de módulos actuales a 3.200 y 3.600 MHz se comercializan funcionando a 1,35 V.