Hardware

Windows 10 soluciona sus problemas de rendimiento

Las actualizaciones acumulativas volvieron a jugar una mala pasada a los usuarios de Windows 10, aunque en esta ocasión los problemas se cebaron con el rendimiento, ya que produjeron una degradación considerable de la experiencia de uso en juegos, aunque según Microsoft el número de usuarios afectados fue relativamente pequeño.

Cuando se producen este tipo de problemas, lo mejor que podemos hacer si nos hemos visto afectados es proceder directamente a desinstalar la actualización responsable de los mismos, y esperar a que Microsoft lance una nueva actualización que resuelva esos problemas. Si no tomamos estas medidas, no dejaremos de tener esos problemas.

Microsoft por fin ha liberado una actualización que soluciona los problemas que afectaban al rendimiento en juegos, y su despliegue comenzó ayer, así que ya debería estar disponible a nivel general para todos los usuarios de Windows 10. La compañía ha explicado que el fallo se producía por la corrección de un error concreto de una manera que no era apropiada.

Las actualizaciones de Windows 10 no arrastran un buen historial. Los errores que han ido generando durante los últimos años son bastante importantes, tanto que la October 2018 Update tuvo que ser retirada y relanzada, y Microsoft parece que sigue sin acertar con su programa de ciclos de actualización, ya que todavía continúan llegando parches y actualizaciones con errores graves.