HardwareSoftware

Adaptive Boost Technology estará en los Core i9 11th Gen

Los procesadores Intel Rocket Lake-S de 11th Gen tendrán otra nueva tecnología llamada Adaptive Boost según han descubierto en HardwareLuxx. Es una técnica que permite ajustar las velocidades de reloj en algunos modelos de procesadores. Concretamente serán los Core i9 de las series K y Core i9 KF. Así pues, parece que Intel busca diferenciar a los Core i9 y los Core i7 a partir del tuneado de los 8 cores y 16 hilos.

No es de extrañar, ya que los Core i7 Rocket Lake-S también tendrán 8 cores y 16 hilos. Los Core i9 vendrán con Thermal Velocity Boost (TVB) y Adaptive Boost Technology (ABT). ABT estará por encima de TVB y funcionará dentro de las especificaciones, sin que se llegue a calificar de overclocking. Es una tecnología que aprovechará el margen termodinámico del equipo para aumentar o disminuir la velocidad de reloj.

ABT permitirá alcanzar 100 grados a varios cores (entre 3 y 8), mientras que TVB funciona solo hasta 70 grados. Esto permitiría llegar a los 5,1 GHz en esos cores «acelerados». Oficialmente, el Intel Core i9 llega hasta 4,8 GHz en todos los cores. Con esto, podríamos tener 5,1 GHz en todos los núcleos. Simplificando, Intel va a hacer lo que muchos usuarios harían por su cuenta: forzar a todos los cores a trabajar a 5,1 GHz (como mínimo).

Lo que habrá que ver es si los i7 pueden hacer lo mismo. En un primer momento es de suponer que el binning de los procesadores será exigente, por lo que los Core i7 no parece probable que suban mucho más de sus especificaciones. Más adelante puede ser más factible encontrar procesadores Core i7 capaces de aumentar su frecuencia hasta límites similares a los de los Core i9.

Intel está apurando al máximo el margen termodinámico de los equipos para exprimir hasta el último MHz posible.