Hardware

Intel presenta su GPU DG1 a 10 nanómetros para OEMs

Por fin ha llegado el día, y es que, si bien aún queda un tiempo para poder ver tarjetas gráficas que puedan competir en el mercado de gama alta por parte de Intelpodemos ver por fin la primera tarjeta gráfica dedicada de Intel con la arquitectura Xe lanzarse en forma de producto que podamos encontrar en ordenadores en un futuro próximo.

Por ahora, podemos ver los modelos que ASUS y Colorful fabricarán con las nuevas GPU DG1 de Intel y que veremos instaladas en ordenadores premontados, al menos en el caso de ASUS y su tarjeta pasiva, mientras que en el caso de Colorful es posible que la estrategia sea ligeramente distinta, especialmente tratándose de un diseño más tradicional que nos recuerda al que podríamos encontrar en tarjetas como una GTX 1050.

En cualquier caso, nos encontramos con una GPU que cuenta con frecuencias superiores a los 1700MHz para sus 80 unidades de ejecución y, a juzgar por la serigrafía de la tarjeta gráfica de ASUS, 4 GB de memoria RAM a través de un bus de 128 bits y un ancho de banda efectivo de 68GB/s.

El TDP de la tarjeta de escritorio será de 30W, 5W superior al de la DG1 de portátiles que llega bajo la nomenclatura de Intel Iris Xe MAX, razón por la que ASUS ha podido utilizar un diseño pasivo en su modelo.