Hardware

El chip de Raspberry Pi Pico tiene un precio de 4€

Sin proponérselo, la fundación Raspberry ha logrado revolucionar el mundo de la informática con sus microordenadores de bajo coste y enormes posibilidades de ampliación. Lo que comenzó siendo un proyecto para mejorar ciertos proyectos educativos sirve ahora hasta para mover robots industriales en cadenas de ensamblaje, dando prueba de la popularidad y flexibilidad de las placas Raspberry Pi. Hoy la fundación da un nuevo paso adelante con su primer microcontrolador.

La nueva placa Raspberry Pi Pico no es un micrordenador como la Raspberry Pi convencional, sino que más bien cumple las labores habitualmente relegadas a hardware como el de la familia Arduino. Su misión es hacerse cargo de gestiones absolutamente mínimas y para las que una Raspberry Pi está a todas luces sobredimensionada, permitiendo «programar sobre el metal» y trabajar con latencias I/O muy reducidas, con la posibilidad de trabajar con señales analógicas. Todo ello con un consumo ínfimo.

RP2040, el primer procesador diseñado por Raspberry

Imagen

La Raspberry Pi Pico no solo es interesante por adentrarse en un terreno hasta ahora controlado por Arduino, sino también por el detalle de que la Raspberry ha diseñado su propio procesador. «Parece que todas las compañías de fruta están creando su propio silicio», ironizan en el blog de Raspberry.

Este procesador recibe el nombre de RP2040 y tiene al parecer una potencia considerable en relación a la simplicidad de la placa. Basado en un proceso de 40 nm y con un tamaño de 7 x 7 mm, utiliza dos núcleos ARM Cortex-M0+ a 133 MHz apoyados en 264 KB de RAM distribuidos en seis bancos independientes. Y aunque carece de una unidad de coma flotante, la fundación ha contactado con Mark Owen, responsable del proyecto Qfplib, para licenciar software con funciones de procesamiento optimizadas.

Imagen

En lo que respecta a la placa, Raspberry Pi Pico viene con 2 MB de memoria flash (aunque soporta hasta 16 MB fuera de la placa mediante un bus QSPI), su propio controlador DMA, 30 puntos de conexión GPIO (dos de ellos utilizables como entradas analógicas) y soporte para arranque en modo de almacenamiento masivo USB, facilitando la programación de software mediante arrastrar y soltar.

Los interesados pueden encontrar una lista completa de especificaciones técnicas en su sitio oficial y aún más información en este documento PDF.

Arduino también diseñará hardware compatible


Otro dato sin duda curioso es que la fundación Raspberry se ha aliado con terceros fabricantes y algunos de sus revendedores para ofrecer todo un ecosistema de accesorios y placas de desarrollo complementarias utilizando el procesador RP2040. Así que lo veremos en muchos más sitios que las propias placas de la firma británica.

Este hardware vendrá ya listo para gestionar proyectos de iluminación LED o interfaces físicas basadas en todo tipo de señales I/O, al tiempo que puede añadir funciones adicionales como soporte para tarjetas SD o conexiones inalámbricas. Cada firma es aparentemente libre de utilizar el procesador RP2040 y las especificaciones definidas por Raspberry como crea conveniente. De hecho, resulta notable el dato de que la propia Arduino utilizará la plataforma de Raspberry para crear accesorios y/o placas personalizadas, dando fe de su potencial.

Las placas Raspberry Pi Pico ya pueden encontrarse en páginas como TiendaTecKubii y Raspic por precios inferiores a los cinco euros.