Hardware

Zen 4 podrían ser las primeras CPUs en montar RDNA2

Las APUs Ryzen de AMD han experimentado una importante evolución a nivel de CPU, gracias a la utilización de las arquitecturas Zen, Zen+ y Zen 2, pero su GPU ha ido recibiendo mejoras menores, y ha mantenido la arquitectura GCN.

Esta situación no va a cambiar con las APUs de nueva generación basadas en Zen 3, pero según una nueva información AMD está considerado dar el salto a la arquitectura RDNA 2 en sus GPUs integradas con el salto a Zen 4, una arquitectura CPU que, en principio, estará fabricada en proceso de 5 nm.

Según las informaciones más recientes, incluso las APUs serie U de bajo consumo darán el salto a la arquitectura RDNA 2, y aprovecharán el mayor ancho de banda que ofrecerá la memoria DDR5 (y la versión LPDDR5) para reducir el cuello de botella que afrontan las GPUs integradas que carecen de memoria VRAM, y que tienen que recurrir a la RAM del sistema.

Este salto por parte de AMD tiene mucho sentido. Intel ha metido presión con las gráficas Intel Xe Gen12, presentes en los procesadores Tiger Lake. Es verdad que todavía no tienen un buen soporte a nivel de drivers, y que por eso su rendimiento en algunos casos deja bastante que desear, pero en potencia bruta Intel ha logrado recortar distancias. AMD podría volver a ganar terreno con el salto a la arquitectura RDNA 2.

Será muy interesante ver cómo rinden las GPUs integradas RDNA 2, y comprobar hasta qué punto es capaz la memoria DDR5 de reducir ese cuello de botella derivado del ancho de banda.