Juegos

CoD Black Ops Cold War ocupa el 21% del SSD de PS5

Contar con un SSD de 825 GB puede ser un problema, especialmente cuando, tras instalar el sistema operativo y las aplicaciones pertinentes, te acabas quedando con solo 667 GB libres. Eso es lo que le ocurre a PS5, una consola de nueva generación que podría acabar necesitando una ampliación de SSD antes de lo que sería deseable.

Black Ops Cold War, la nueva entrega de la franquicia Call of Duty, ocupa 145 GB de espacio en PS5, una cifra enorme que confirma que con instalar cuatro juegos pensados ya tendríamos el SSD lleno. Siempre podemos borrar los juegos cuando nos cansemos de ellos, pero si queremos disfrutar del multijugador de varios títulos durante periodos de tiempo prolongados vamos a tener un problema de falta de espacio.

Además del espacio que ocupan los juegos, hay que tener en cuenta que el rendimiento de un SSD decae cuanto más lleno está, y que PS5 reserva una cantidad de espacio cada vez mayor como caché para acelerar los tiempos de lanzamiento, así que al final nos encontramos con lo que ya se había dicho en muchas ocasiones: que un SSD de 825 GB es insuficiente para garantizar una experiencia de uso realmente buena, y que tendremos que elegir con cuidado los juegos que queremos tener instalados.

Ampliar la unidad de almacenamiento SSD de PS5 no será complicado, ya que la consola cuenta con una ranura de fácil acceso, pero implicará un coste considerable, ya que solo podremos adquirir unidades SSD PCIE Gen4 de alto rendimiento, y estas tienen, en sus versiones de 1 TB, un coste que supera sin problema los 200 euros. PS5 en su versión digital cuesta 399,99 euros.