HardwareJuegos

Análisis de Smart Access Memory de AMD en juegos

Las Radeon RX 6000 ya han sido presentadas y tenemos multitud de análisis en la mayoría de páginas web. Algunas de ellas, como es el caso de TechPowerUp, han tenido tiempo y recursos para probar una de sus novedades a nivel tecnológico: el Smart Access Memory bautizado por AMD como SAM.

La teoría de AMD es que cuando la CPU necesita acceder a mucha cantidad de VRAM se pueden alcanzar ganancias de un 6% activando esta función. A pesar del nombre que haya puesto AMD esta tecnología pertenece al estándar PCI Express de PCI-SIG bajo el nombre de Base Address Register (BAR) y ya existe desde hace bastante tiempo, sin embargo aún no se había utilizado por ningún fabricante de soluciones gráficas.

Parece que por herencia de la era de los 32 bits los procesadores sólo pueden acceder a bloques de 256 MB de la VRAM de nuestra tarjeta mientras que actualmente si contamos con un sistema de 64 bits ya se puede acceder a toda la memoria gráfica de nuestra tarjeta.

De momento AMD sólo lo ha implementado en equipos Ryzen 5000 en combinación con chipsets de la serie 500 y hay que activar el BAR en la BIOS y arrancar Windows en modo UEFI y no CMR. Esta limitación actual de hardware parece que será temporal puesto que al venir del estándar PCIe se debería poder aplicar a cualquier hardware de 64 bits, NVIDIA ya ha dicho que está trabajando en implementar este funcionalidad a través de nuevos controladores.

Los chicos de TPU creen que AMD está jugando un poco con el tempo y la novedad de los Ryzen 5000. posiblemente terminará abriendo esta función a más procesadores y combinaciones de hardware cuando hayan realizado las pruebas de compatibilidad necesarias y/o cuando NVIDIA tenga lista su implementación.

Aquí hay dudas sobre si el bus PCI Express 4.0 juega un papel determinante gracias al ancho de banda aún desaprovechado o si con PCIe 3.0 también podremos difrutar de la misma, el hecho de que los Ryzen 3000 no tengan soporte para la misma siendo PCIe 4.0 da a pensar que la limitación es artificial por parte de AMD, sea por falta de tiempo de desarrollo o interés en promocionar sus nuevos procesadores. No tardaremos mucho en saberlo.

TechPowerUp ha probado SAM con 22 juegos y ahí vemos un poco de todo: casos en los que se pierde algo de rendimiento, en otros hay empate y en algunos títulos se gana rendimiento, pero la media sale positiva con un 2% en todas las resoluciones y puesto que las pérdidas de rendimiento no son graves aparentementes estamos ante una función que vale la pena activar si tenemos el hardware adecuado.

Según TPU este pequeño empujón extra permite a AMD con la RX 6800 XT pasar de perder ligeramente frente a la RTX 3080 a ganarla por un poco excepto a 4K, no es muy relevante pero cuando hay productos con un rendimiento muy similar cualquier ayuda es buena y suponemos que los esfuerzos de NVIDIA en sacar esta función adelante es para poder recuperar ese márgen cedido.

Un ejemplo muy representativo de esa media es el juego Assassin’s Creed Odyssey:

A falta de probar más juegos, con esos 22 concluyen que Borderlands 3 y Divinity son los dos títulos donde perdemos más rendimiento al activar SAM, mientras que SAM no influye en varios juegos como DOOM Eternal, Death Stranding, DMC 5 y ANNO 1800. Títulos que se ven claramente beneficiados de SAM son Gears 5, Hitman 2 y en menor medida hay Shadow of the Tomb Raider, Red Dead Redemption 2 o el ya mencionado AC:Odyssey.

Queda claro que si somos jugadores en general parece una buena opción a activar, en cambio si estamos jugando de forma competitiva a pocos títulos habrá que comprobar qué ocurre con ellos con más detalle y TPU no se ha probado los habituales títulos e-sports. No hay mención a ninguna incompatibilidad seria ni ningún problema derivado de actiar la función pero estamos seguros que a medida que haya gente con estas tarjetas en los foros veremos muchos más juegos probados y es posible que se detecte algún que otro problema.

Cabe mencionar que otro medio como es eteknix también ha puesto a prueba SAM, en este caso con los siguientes juegos:

  • Watch Dogs Legion
  • Dirt 5
  • Assassin’s Creed: Valhalla
  • Godfall
  • Deus Ex: Mankind Divided
  • Shadow of the Tomb Raider
  • Horizon Zero Dawn
  • Final Fantasy XV
  • Doom Eternal
  • Borderlands 3
  • Metro Exodus
  • Control
  • FarCry New Dawn
  • Ghost Recon Breakpoint
  • Wolfenstein Youngblood

Las conclusiones no difieren mucho de TechPowerUp y si bien también encuentran títulos dónde se pierde rendimiento son menos que en los que se gana rendimiento y la pérdida es pequeña. Ahí precisan más en cuanto a resoluciones ya que a 1080p a veces es el procesador quien hace de cuello de botella y a 4K la gráfica, así que ellos detectan más mejora a 1440p.

Finalmente también mencionan que Intel también se apuntará al carro, así que dentro de un tiempo esto estará estandarizado y será más fácil que los desarrolladores creen los títulos pensando en aprovechar esta función o lancen parches para que, como mínimo no penalice.