Intel Alder Lake llegará en 2021 con LGA1700 y chipset 600

/

Fue bonito mientras duró el LGA1200, siendo uno de los sockets más cortos de la historia de Intel. El lanzamiento de Intel Alder Lake vendrá con el socket LGA1700 y con placas con chipset 600.

Alder Lake es una generación de procesadores de escritorio que no estaría tan lejos como nos pensamos. Lo que se sabe seguro es que llegará entre 2021 y 2022, asumiendo la transición de los 14nm a los 10nm en Intel. Esta familia vendrá con el socket LGA1700 y placas base con chipset de la serie 600.

El socket LGA1200 solo soportará 2 generaciones de procesadores (siendo de dimensiones calcadas al anterior socket): Comet Lake-S y Rocket Lake-S. Esto se sabía, pero faltaba por saber con certeza cuándo iba a llegar Alder Lake, y si saldría algún chipset más.

De momento, sabemos que Alder Lake llegará a mediados de 2021 y que protagonizará la actualización a un proceso mejorado: el 10nm Enhanced SuperFin. Veremos que usará una arquitectura con núcleos pequeños y grandes: Gracemont y Golden Cove.

La inclusión de Golden Cove traerá una mejora de rendimiento mono-núcleo que se podrá aprovechar en la IA, mejorará la seguridad y soportará redes 5G, entre otros avances.

El socket elegido para albergar los procesadores Intel Alder Lake es LGA1700, el cual veremos en una nueva generación de chipsets: la serie 600. El nombre en clave de este chipset sería Alder Point. Visto el chipset Z490, y su PCIe 4.0 desactivado, creemos que Alder Lake vendrá con un PCIe 4.0 sin titubeos: nativo y directo.

Puede que la fecha de salida de Rocket Lake-S nos dé una pista sobre cuándo llegará Alder Lake. En teoría, esta familia saldría a finales de 2020, por lo que habría que observar cuántos meses han transcurrido desde el lanzamiento de Comet Lake-S (mayo) hasta el de Rocket Lake-S.

De lanzarse Alder Lake en 2021, LGA1200 solo duraría un año en el mercado como soporte, ya que Alder Lake no será compatible con éste. Por lo que se ha ido filtrando los últimos meses, parece que Intel ha pensado en compensar este desliz aumentando la vida útil de LGA1700. Por tanto, podríamos tener un socket que dure más de 2 años.

A pesar de que se esperaba un PCIe 4.0 en el chipset Z490, no ha podido ser así. En teoría, viene con este soporte, pero solo puede activarse con los procesadores Rocket Lake-S, lo que es una jugada cuestionable por parte de Intel.

Hasta ahora, los procesadores Tiger Lake de 4 núcleos serán los primeros chips portátiles que soporten PCIe 4.0. Teniendo en cuenta que vienen en un proceso Superfin de 10nm, todo parece cuadrar con Alder Lake.

Terminando con este tema, tendremos que esperar a la salida de Rocket Lake-S para ver este soporte en Intel. No obstante, hemos visto que solo se benefician los discos duros del PCIe 4.0, ya que las NVIDIA RTX 3000 (Ampere) no ofrecen un mayor rendimiento funcionando en esta interfaz.